Las mejores criptomonedas del metaverso

¿Qué es el metaverso de criptomonedas?

El metaverso es un universo digital basado en avatares. Es un mundo de realidad virtual donde los usuarios pueden interactuar, jugar y experimentar cosas o actividades como lo harían en el mundo real.

La mayoría de los principales tokens de criptomoneda en el metaverso cotizan más o menos con interesantes ganancias. Entre las 100 principales monedas basadas en la capitalización de mercado, Decentraland, The Sandbox, Theta Network, Enjin Coin y Axie Infinity han registrado subidas de hasta un 12%.

Blockchain es una tecnología que registra permanentemente las transacciones, normalmente en una base de datos descentralizada y pública llamada libro de contabilidad (ledger). Bitcoin es la criptomoneda más conocida basada en blockchain. Cada vez que se compra un bitcoin, por ejemplo, esa transacción se registra en la cadena de bloques de Bitcoin, lo que significa que el registro se distribuye a miles de ordenadores individuales en todo el mundo.

Vídeo explicativo

Top 5 criptomonedas del metaverso para invertir en 2022

Actualmente existen decenas de criptomonedas en el metaverso para invertir, lo que hace difícil saber cuáles son legítimas y cuáles no. En este artículo vamos a descubrir las mejores criptomonedas del metaverso para invertir en 2022.

1. Solana (SOL)

SOL es una blockchain relativamente nueva que se presentó por primera vez en 2019. Sin embargo, no se registró hasta 2020 cuando llegó a su valor. Su plataforma y ecosistema han seguido evolucionando desde entonces, lo que ha llevado a un aumento masivo de los precios.
Esto la convierte en una excelente moneda en el metaverso para invertir en 2022, ya que su comunidad se está expandiendo rápidamente y su plataforma ya ha albergado varios proyectos exitosos. Esta criptodivisa cotiza actualmente en torno a los 90 dólares y está disponible para su compra en la mayoría de los principales exchanges.

2. IoTeX (IOTX)

IOTX es una blockchain escalable y centrada en la privacidad con una moneda nativa que alimenta su red. Su ecosistema sigue floreciendo y, como resultado, prevemos que su valor aumentará enormemente este año. La he añadido a la lista ya que consideramos que puede ser una verdadera oportunidad para ganar dinero, sin embargo, todo está relacionado con el BTC por el momento. IOTX se puede comprar en varios de los principales intercambios de criptomonedas.

3. Wax (WAXP)

WAXP es una de las blockchains más ecológicas del mundo. Se puede utilizar para comprar videojuegos, NFTs y objetos de colección, y también permite comerciar con todos ellos en su mercado. Está considerado como el rey de los NFTS, habiendo ayudado a millones de personas. Debido a la caída del BTC, creemos que es una buena oportunidad para comprarlo pero a diferentes niveles.

4. Decentraland (MANA)

Ha estado abierta al público desde principios de 2020 y es ahora el proyecto de criptomoneda más grande en el metaverso. Cualquiera puede aprender más sobre esta criptodivisa visitando su sitio web oficial; sólo debes asegurarte de que tu cartera está conectada a la red Ethereum. Esta criptodivisa se cotiza actualmente en torno a los 2,89 dólares por unidad y puede adquirirse en la mayoría de los principales intercambios (exchanges) de criptomonedas.

5. Ceek (CEEK)

Ceek se considera la plataforma de publicación y transmisión de música del futuro. Viene con un casco de realidad virtual y ya cuenta con músicos como Lady Gaga. Ofrece una variedad de opciones para que los usuarios ganen tokens, incluyendo la capacidad de crear monedas a medida para sellos y artistas, así como la capacidad de generar artículos digitales. Hacen unos 30 millones de dólares en cuanto a volumen de operaciones.

Como puedes ver, hay un montón de criptomonedas del metaverso en las que invertir en 2022, lo que hace difícil decantarse por una u otra, especialmente si eres amateur en este mundo. Por ello, es recomendable que, antes de invertir, hagas tu propia investigación de mercado, para lo cual artículos como este te pueden servir como un buen punto de partida.